Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Ocupan la casa de una sanitaria en pleno confinamiento

Cadena SER: ¿Se imagina llegar a casa, meter la llave en la cerradura y comprobar con espanto que la han cambiado y que no puede entrar? Es lo que le pasa a numerosas víctimas de la ocupación ilegal de viviendas en España. Para intentar ayudar a los afectados, se aprobó la Ley 5/2018, por la que se modifica la Ley de Enjuiciamiento Civil en relación con la ocupación ilegal de viviendas.


Con ella se pretende acelerar el procedimiento por el que las víctimas pueden poner fin a esa situación, pero la realidad es bien distinta. A modo de ejemplo, lo que le ha pasado a Pilar Damián, que trabaja como matrona en un Centro de Salud de Reus (Tarragona) y este miércoles ha compartido su historia en La Ventana.

Pilar tiene en Vic su casa familiar. "Me tuve que ir a Reus por trabajo, así que puse en venta mi casa de Vic. De esto hace tres meses. Pero al regresar de vacaciones ya comenzó el confinamiento y no puede volver. El 22 de mayo llamé a la agencia para que fuera a echar un vistazo y me dicen que no pueden entrar", ha explicado.

"Él no se mueve de allí"

"Llamaron al cerrajero y, junto a mi hermano y la Policía, intentan abrir por todos los medios. Estando todos allí, llega el okupa se sienta en el sofá y dice que él no se mueve de allí. La Policía dice que nos vayamos porque, si no, podríamos tener problemas nosotros. Y que pongamos una denuncia. Yo, la verdad, en principio pensé que sería rápido", ha detallado.

"Por su actitud, este ocupa parece que no era la primera vez que lo hacía porque él, a la semana, tenía una abogada de oficio y había contratado fibra para poder empadronarse", ha explicado la matrona. "Yo puse la denuncia, me dicen que tengo pocas posibilidades… y te das cuenta de que no hay esperanza a nivel a oficial", lamenta, afectada por la impotencia que sintió ante el "muro legal".

"Hace un mes de la ocupación. He ido y tengo la agencia de desokupación que, de momento, no han tenido éxito. También estoy en manos de abogados y me han dicho que esto no va a ser rápido. Puede que dure un año o más. No hay ningún seguro que te cubra sobre la ocupación".

Pilar ha cerrado su testimonio asegurando que quiere contarlo "porque es una pena que esto esté pasando". No solo a ella, sino también "a miles de personas de todos los lugares" que se sienten indefensos al pasar por este "calvario".

Hay que tener paciencia

Francisco José Navio, director de propiedad horizontal del despacho Ribón y asociados, asegura que Pilar tiene "todas las posibilidades" de recuperar el piso, pero sostiene que "tendrá que tener bastante paciencia". En concreto, "una acción civil de 6 o 7 meses".

El problema, según Navio, es que la gente considera que, yendo por la acción penal, –una denuncia o un procedimiento penal– no es tan sencillo. "La vía civil no tiene más vuelta de hoja, pero el tema se va a demorar muchos meses", ha dicho.

Pilar sostiene que parece que la ley protege al okupa, ante lo cual el abogado apunta que "no es que le proteja, pero sí es verdad que no son los procedimientos tan ágiles como deberían ser, mientras que los juzgados tratan estos procedimientos como uno más y esto te causa mucha indefensión”.
 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (18)