Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

La nueva Ley de Salud valenciana apuesta por la gestión pública directa

EL PAÍS: La futura Ley de Salud valenciana es muy clara: la gestión y administración de los centros sanitarios será de gestión pública directa. "No excluirá la colaboración con el sector privado, siempre que sea complemento de lo público, no como sustituto", ha indicado la consejera de Sanidad Universal y Salud Pública, la socialista Carmen Montón.


La nueva normativa creará grandes áreas para compartir recursos, el trabajo en red, y garantizar a todos los usuarios el cien por cien de las prestaciones, que serán compatibles con la actual división de la Comunidad Valenciana en 24 departamentos de salud. "Con esta ley vamos a seguir fortaleciendo la sanidad pública valenciana, haciéndola más solidaria, más equitativa, de calidad y sostenible", ha agregado la consejera tras el pleno del Consell. 

El consejero de Transparencia, Responsabilidad Social, Participación y Cooperación, Manuel Alcaraz, de Compromís, que ha ejercido de portavoz del Gobierno valenciano al encontrarse la vicepresidenta, Mónica Oltra, de viaje institucional por la Unión Europea, ha explicado que el objetivo es "acomodar el sistema valenciano a los retos y complejidad de la gestión asistencial actual".

El nuevo texto incluye también un capítulo dedicado a la salud mental y confiere rango de ley a la donación y trasplantes de órganos y células madre. Según la consejera, la ley actual se aprobó precipitadamente antes de las pasadas elecciones autonómicas, está incompleta y presenta importantes olvidos. La modificación aprobada hoy pretende subsanarlos, a la vez que apuesta por el modelo de gestión pública directa de la sanidad valenciana. "Se opta por dar preferencia a la gestión directa porque ofrece mayor garantía a la ciudadanía en el acceso a los servicios y actuaciones sanitarias", ha resaltado Montón.

La modificación de la ley aprobada hoy por el Gobierno valenciano hace especial hincapié en el final del actual modelo de concesión sanitaria desarrollado en la Comunidad Valenciana por el Partido Popular, formación que ha gobernado durante más de 20 años. "Lo que estamos plasmando es que la sanidad valenciana sea preferentemente pública, sin que esto sea obstáculo para seguir colaborando con el sector privado", ha defendido la consejera. El texto hace referencia expresa a que Sanidad establecerá las medidas y cauces necesarios para "garantizar la universalidad y la equidad, evitar cualquier discriminación y reducir las desigualdades".

La nueva ley incluye un capítulo sobre la farmacoterapéutica integral, que tiene el objetivo de que todas las personas reciban atención farmacéutica de forma continua, segura en todos los ámbitos asistenciales.