Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

La historia se repite en la sanidad castellano manchega

Periódico CLM: La historia se repite. Igual que el pasado mes de abril, la abstención de los dos diputados de Podemos en las Cortes de Castilla-La Mancha ha permitido al Partido Popular imponer sus propuestas sanitarias al Ejecutivo de Emiliano García-Page. En aquel momento, los conservadores reclamaban que los socialistas ejecutasen las partidas del presupuesto destinadas a la construcción de infraestructuras sanitarias públicas, mientras que en el Pleno celebrado ayer la bancada ‘popular’ sacó adelante su resolución al debate general sobre cierre de camas y plantas hospitalarias, acordando exigir al Gobierno autonómico, entre otras cosas, la contratación "inmediata" de personal necesario, tanto de Medicina como Enfermería, así como técnicos, auxiliares y celadores, para "no desperdiciar" ningún recurso asistencial y la apertura de todas las camas necesarias en los hospitales de la región.


Asimismo, se acordaba instar al Ejecutivo castellano-manchego a la puesta en marcha de las acciones y medidas oportunas para lograr una mejor organización de los recursos asistenciales, así como una "óptima" planificación de los distintos servicios. Junto a ello, también se pedía por parte del PP el reconocimiento por parte del Gobierno del "esfuerzo y profesionalidad" que los sanitarios demuestran a diario "en todos y cada uno de los centros de la red asistencial de nuestra sanidad pública". 

Planteamientos que recibían el voto a favor de los dieciséis diputados ‘populares’ y la abstención de los dos representantes de la formación morada, mientras que era rechazada por los catorce parlamentarios socialistas asistentes al Pleno ‑hoy con la ausencia del vicepresidente regional, José Luis Martínez Guijarro, debido a un ingreso hospitalario‑. 

Una votación a la que ha precedido un debate general en el que los conservadores han exigido a Page que "rectifique y cambie de inmediato su política sanitaria" dado el "dolor y sufrimiento" que, según ellos, está causando a los pacientes de la región. Así lo ha señalado el portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes, Carlos Velázquez, quien ha señalado entre los "problemas graves" que existen en la sanidad pública regional "el cierre de camas y plantas enteras de hospital en los meses de verano". 

Afirmaciones que desde la bancada socialista ha rebatido la diputada Ana Isabel Abengózar, recordando que quienes llevaban a cabo dichas prácticas eran los ‘populares’ durante la anterior legislatura. 

También ha respondido en representación del Gobierno regional el consejero de Sanidad, Jesús Fernández, quien ha reprochado a Velázquez que una vez más acuda a las Cortes con un "guion" aprendido, "que no varía" y que emplea sea el título del debate el que sea. 

Asimismo, Fernández ha recordado al diputado popular que la diferencia entre tener camas cerradas o cerrarlas, y tenerlas a disposición, es "un tabique". Se ha referido así el consejero a las prácticas del Ejecutivo de María Dolores de Cospedal, que según ha recordado "tabicaba" plantas y habitaciones durante los meses de verano

En este sentido, el consejero de Sanidad ha subrayado que lo que va a hacer el Ejecutivo regional de cara a los próximos meses es tener las camas hospitalarias "a disposición de los profesionales", como ya se hizo el año pasado. Ha hecho referencia así al 'Plan MAS Sanidad 2016', respecto al cual el de este 2017 "tendrá muy poca variación", puesto que sus cifras "fueron muy buenas". Un nuevo 'Plan MAS' que será presentado en detalle en próximas fechas. 

Ha recordado así que el verano pasado hubo en los centros de la región "un 20% más de actividad", con 640 quirófanos más, lo que supuso "10 u 11 más cada día" que bajo el Gobierno del Partido Popular. Un objetivo también a alcanzar y mejorar este verano. 

Fernández ha explicado que en agosto de 2016 se hicieron 1.111 intervenciones más que dos años antes, lo que supuso un incremento del 24,35%, mientras que en el mes de septiembre se practicaron casi 7.000 más, un 19%. 

En lo que respecta a las consultas externas ha detallado que se registró un 16,21% más de actividad, atendiéndose a 36.500 pacientes más. Por su parte en técnicas diagnósticas, ha recordado que en resonancias magnéticas, la actividad se ha incrementado en un 24,77%, la de mamografías en un 29% y la de TAC en un 11,47%. 

En su conjunto, ha precisado Jesús Fernández, el año pasado se registraron 1.000 altas hospitalarias más que el año anterior. En agosto, apuntaba, fueron 13.000 las altas, casi 2.000 más que en el verano de 2014.  

Respecto al número de camas, en 2015 estuvieron abiertas 154 camas más que con el Gobierno de Cospedal, y en 2016 se sumaron otras 146. Camas que "se abren cuando son necesarias" y para eso, ha insistido a los ‘populares’, "no hay que tenerlas tapiadas". 

Por otra parte, en lo que se refiere a las contrataciones de facultativos, el consejero de Sanidad ha señalado que si se produce un conflicto es "porque no hay suficientes para cubrir ciertas áreas", especialmente durante el verano. Una situación que no es exclusiva de Castilla-La Mancha, sino que se repite en otros puntos del territorio nacional, por lo que será un asunto a tratar, ha avanzado Fernández, en la reunión del Consejo Interterritorial convocado para el próximo día 21. 

Por último ha insistido en el compromiso del Gobierno regional en mejorar la atención sanitaria, "no solo en verano, sino todo el año".