Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

El hospital de pandemias echará a andar con casi 700 profesionales sanitarios arrebatados a otros centros

infoLibre: El Hospital Enfermera Isabel Zendal, convertido en la nueva joya de la corona de la gestión del coronavirus del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, echará a andar con casi siete centenares de profesionales sanitarios procedentes de otros centros de la región. Sindicatos y Consejería de Sanidad volvieron a reunirse este miércoles en un encuentro monográfico sobre el hospital de pandemias que el Ejecutivo regional está levantando en Valdebebas, el tercero en las dos últimas semanas. Sobre la mesa, una prioridad: conocer de una vez por todas la plantilla necesaria y las categorías profesionales que la integrarían. En este sentido, el departamento dirigido por Enrique Ruiz-Escudero no ha dado cifras totales. Pero sí ha ofrecido el dato del número de profesionales con los que echará a andar el primer pabellón. Serán 699. Una primera partida de personal sanitario que se detraerá de otros centros de la región. Primero, por adscripción voluntaria. Y si no logra cubrirse, se recurrirá al traslado forzoso de aquellos contratados para hacer frente a la pandemia de coronavirus.


Desde que comenzaron las negociaciones, dos fueron las incógnitas a despejar. En primer lugar, el procedimiento que se seguiría para dotar al centro de los trabajadores necesarios para su funcionamiento si se quería hacer sin tener que recurrir a nuevas contrataciones. Y, en segundo término, el número de profesionales que serían necesarios para que el nuevo centro en la región echara a andar. En este sentido, algunos expertos calculaban que para un hospital de estas características, que contará con un millar de camas, serían necesarios, al menos, 3.000 profesionales. De momento, el Ejecutivo regional no tiene todavía una estimación total. Pero sí que ha calculado el número necesario para la apertura del segundo de los tres pabellones de hospitalización con los que contará el nuevo centro –el cuarto de los pabellones se dedicará en exclusiva al almacenamiento y la logística y allí tendrá su almacén el Servicio Madrileño de Salud–.

En concreto, comenzará a funcionar con 669 profesionales, según los datos trasladados por la Consejería de Sanidad a los colectivos. Serán necesarios 103 facultativos, 247 enfermeras, 8 fisioterapeutas, 6 trabajadores sociales, 1 técnico de prevención de riesgos laborales, 39 técnicos de radiodiagnístico, 6 técnicos de laboratorio, 179 auxiliares de enfermería, 7 auxiliares de farmacia, 60 celadores, 8 auxiliares administrativos de admisión y atención al paciente y 5 auxiliares administrativos de atención al trabajador y gestión. En relación con las enfermeras, la ratio será de 1 por cada 10 pacientes en hospitalización convencional, 1 para cada 3 en cuidados intermedios y 1 para cada 2 en UCI. Desde UGT ven ajustadas las dos últimas ratios. No así, sin embargo, la primera. "Siempre hemos optado por ajustarlas a los estándares de otros países europeos. Apostamos por una enfermera por cada ocho pacientes", explica a este diario Julián Ordoñez, secretario de Sanidad en UGT Madrid.

El procedimiento para la dotación del personal en este segundo pabellón, que contará con 240 camas de hospitalización, 32 de cuidados intermedios y 16 puestos UCI, arrancará este mismo jueves con la publicación de la resolución de convocatoria y el envío de las instrucciones a las gerencias de los hospitales de la red pública. Será entonces cuando se abra un plazo de diez días naturales para la presentación de las solicitudes de traslado voluntario. En el caso de que no se cubran todos los puestos, dará comienzo el proceso de adscripción directa. Es decir, el traslado forzoso de entre aquellos profesionales que el Ejecutivo regional contrató de forma temporal como refuerzo para hacer frente a la crisis sanitaria. De momento, no se ha especificado la duración de estos traslados. Es más, la única referencia que figuraba en el documento que se presentó hace una semana a los sindicatos fijaba que se prolongaría "el tiempo necesario para atender las necesidades asistenciales por coronavirus".

A los sindicatos no les gusta nada que se mantenga la opción del traslado forzoso de profesionales. Y defienden con firmeza la necesidad de reforzar las plantillas de los centros de origen a medida que se vayan derivando profesionales al Isabel Zendal para evitar una sobrecarga de trabajo en dichos hospitales. "Seguimos insistiendo en que hay que contratar al personal que sea necesario. Hoy, la directora general de recursos humanos ya ha dejado caer que se valorará con los centros la posibilidad de llevar a cabo sustituciones de personal si es necesario", explica en conversación con este diario Mariano Martín-Maestro, secretario de Acción Sindical de Sanidad de CCOO Madrid.

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso todavía no ha trasladado a los sindicatos cuándo comenzará a funcionar el segundo módulo. "Y eso que lo hemos preguntado varias veces", señala Martín-Maestro. Teniendo en cuenta que el proceso para la presentación de solicitudes se prolongará diez días naturales, calculan que podría arrancar, como poco, a finales de noviembre. El Ejecutivo madrileño calculó, en un primer momento, que el centro podría ser inaugurado a finales de octubre. Luego, a la vista de que el plazo cumplió sin que el hospital de pandemias estuviera totalmente finalizado, pusieron sobre la mesa mediados de este mismo mes. En concreto, en una entrevista en esRadio, el consejero de Sanidad habló de la segunda o tercera semana de noviembre. "Estamos a pocas semanas de poder inaugurarlo oficialmente", dijo este miércoles el vicepresidente del Ejecutivo madrileño, Ignacio Aguado.

De momento, todavía quedan algunos flecos por resolver. Con la estructura levantada, los cálculos de los primeros profesionales hechos y el procedimiento para su derivación de otros centros diseñado, los sindicatos también han preguntado a la Consejería de Sanidad en la reunión de la Mesa Sectorial qué pasaría con el resto de servicios con los que cuentan habitualmente estos centros. "La dotación será por concurso público para los servicios de seguridad, mantenimiento, limpieza, alimentación, lavandería y recogida de residuos", explican desde UGT. Por el momento, los sindicatos desconocen qué empresas serán las beneficiarias de esas licitaciones. De hecho, ni siquiera saben si ya se ha producido alguna adjudicación en este sentido, algo que por el momento no se refleja en el Portal de Contratación. "Veremos cómo se conceden. Imagino que se hará por la vía de urgencia, sin publicidad, y será adjudicado a los amigos de siempre", apunta Martín-Maestro.


 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (24)