Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Cerrado una hora y los pacientes en la calle

El Huffington Post: El Servicio de Urgencias Médicas de Madrid (SUMMA 112) de la Comunidad de Madrid está investigando las “causas y consecuencias” de un incidente del martes en el Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) de San Sebastián de los Reyes, cuando tres facultativos retrasaron la apertura del centro más de una hora, ante la ausencia de un celador.


Fuentes del Summa 112 han explicado a Efe que se ha abierto una investigación interna, que puede derivar en un expediente disciplinario o sancionador, ante la negativa de los profesionales, con al menos dos médicos y una enfermera, a abrir el centro “a pesar de que había pacientes en la calle esperando” para ser atendidos.

Por ello, desde la dirección consideran que es “un hecho gravísimo que no tiene precedentes”, ya que “no consta que nunca se haya quedado un centro cerrado”, especialmente si ello implica “que se queden varios pacientes en la calle”.

Según explica el Summa, los trabajadores argumentaron que no podían abrir porque no se había presentado el celador, que estaba de permiso y que iba a ser sustituido por un retén para ejercer sus labores, desde abrir la puerta hasta dar la primera atención a los pacientes, registrando sus datos y valorando su urgencia.

Sin embargo, se negaron a abrir el centro hasta que su sustituto se personara en el centro, “pese a que podían hacerlo y que sabían que había usuarios esperando en las inmediaciones”.

Por su parte, el jefe de guardia del Summa se puso en contacto con ellos en varias ocasiones, desde el centro coordinador, y les instó a abrir la puerta, argumentando que “no había problemas de accesos” y que, igual que ellos habían ingresado en la infraestructura, podrían hacerlo los pacientes.

Ante la insistencia de los facultativos en no abrir, el jefe de guardia les advirtió de que ese “no es un motivo válido” para dejar a los pacientes esperando en la calle, sin siquiera saber la patología que presentan.

Finalmente, el jefe de guardia envió a un técnico de emergencias sanitario, lo que permitió empezar a los pacientes pasada más de una hora desde el inicio del servicio, previsto para las 20:30 horas.

Con ello, el primer usuario no fue atendido hasta las 21:45 horas, explica a Efe el Summa 112.

Por otro lado, el responsable de la sección sindical de CCOO del Summa 112 ha trasladado a Efe la versión de los trabajadores, según los cuales no pudieron abrir las puertas del centro porque desconocían el sistema electrónico que se utiliza y tampoco tenían la llave para hacerlo de forma manual.

En este sentido, aseguran que ellos accedieron desde un aparcamiento al que se entra por una zona de viviendas posterior al SUAP.

Los trabajadores aseguran que fueron ellos quienes avisaron al jefe de guardia, después de los cual llamaron a la Policía, que se personó en el lugar y explicó a los usuarios qué estaba sucediendo.

También reprueban que el celador había avisado 15 días antes de que en esa jornada no iría a trabajar, haciendo uso de un día de libre disposición, circunstancia a pesar de la cual la gerencia no buscó un sustituto.

Añaden, además, que también faltaba una enfermera.

Por ello, critican que el Summa 112 “no siempre cumple todas las bajas e incidencias” de los trabajadores, como en ese caso; lo que en ocasiones implica que los sanitarios no pueden hacer su trabajo.

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (6)