Cataluña cerrará un 19% de camas en agosto pero asegura que la atención hospitalaria no se resentirá

EL PAÍS: El Departamento de Salud rechaza frontalmente que esté realizando recortes sanitarios, tal y como denuncian sindicatos y profesionales. Los responsables sanitarios han sacado a relucir este miércoles un arsenal de datos que pretenden defender una situación en Cataluña acorde a la prórroga presupuestaria que vive la comunidad. Según el Salud, el Govern ha realizado hasta ahora más actividad asistencial que en 2023 y prevé aumentar el gasto sanitario anual. Y con esta lógica, entienden, no puede existir ningún recorte. “Si se gasta más y se interviene más, no podemos hablar de recortes en ningún caso”, ha planteado el consejero, Manel Balcells. El objetivo del día era dar a conocer el Plan Operativo para prevenir los efectos de la Calor sobre la Salud (POCS) este verano, pero Balcells ha insistido en evitar “confusiones” sobre la realidad del sistema.


Hasta ahora, el sistema sanitario ha realizado más operaciones (7,2%), más pruebas diagnósticas (13,3%) y más consultas externas (11,5%) que en los cinco primeros meses de 2023. El objetivo es cerrar el año con la misma actividad que el año pasado, meta que el propio Balcells ve altamente probable “siempre que no ocurra nada inesperado”. Y con este margen favorable, Salud considera lógico reducir la actividad en verano para garantizar las vacaciones de los profesionales y minimizar el crecimiento del gasto acumulado en los últimos años. “Hay que reducir el crecimiento”, insisten desde Salud.

El problema, entienden diversas fuentes, es que muchos equipos directivos del ámbito hospitalario y de Primaria contaban con tener más recursos y tuvieron que limitar algunas previsiones cuando finalmente estos no han llegado. En las últimas semanas, diversas direcciones de los centros de atención primaria de Barcelona comunicaron a decenas de profesionales sanitarios que no les podrían renovar el contrato cuando ya había pactado su continuidad en verano. A raíz de esas decisiones, los sindicatos alzaron la voz.

En total, Salud prevé reforzar los CAP de las zonas turísticas con unos 252 profesionales debido al desplazamiento temporal de la población. Los refuerzos en atención primaria se concentrarán sobre todo en Girona, que contará con 113 profesionales más, mientras que el resto se distribuirán entre Lleida (46), Camp de Tarragona (38), Terres de l’Ebre (34), Barcelona y área metropolitana (18), Alt Pirineu i Aran (2) y Catalunya Central (1). En 2019, Salud contrató a más de 400 profesionales, pero la consejería considera que el crecimiento de la plantilla en este periodo (un 23%) permite a los equipos gestionar los meses veraniegos sin más refuerzos. El Institut Català de la Salut (ICS) prevé una reducción de la actividad ambulatoria de un 30% en verano, un volumen similar al habitual en las mismas fechas.

A nivel hospitalario, Balcells ha confirmado que Cataluña cerrará en agosto una de cada cinco camas hospitalarias convencionales en Cataluña. De las de 11.216 habilitadas en la comunidad a lo largo del año, el Departamento de Salud tendrá activas 9.137 (81%), un balance similar al de 2023 (82%). Las áreas con menos camas disponibles son Lleida (73%) y la Región Metropolitana Sud (77%), que comprende el Baix Llobregat i el Barcelonès Sud. Estarán operativas entre el 87% y el 96% de las camas entre junio y verano.

En Barcelona, donde les grandes hospitales anunciaron notables restricciones, estarán disponibles en agosto el 79% de las cama, entre las que destaca el cierre de la clínica Plató (perteneciente al Clínic), y el de la Esperança (vinculado al hospital del Mar). Desde Salud han señalado que Vall d’Hebron cerrará unas 180 camas y no las 272 anunciadas por el mismo hospital porque, aseguran, estas incluyen todas las del circuito hospitalario que utiliza un mismo paciente.

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (21)