Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

12 horas esperando por una ambulancia para llegar a los municipios más alejados de Gran Canaria

eldiario.es: 11.00 de la mañana, un paciente recibe el alta en el área de Urgencias del Hospital Doctor Negrín. Lo que debería suponer la alegría de volver a casa empieza a convertirse en un tormento cuando ve que pasan las horas, hasta 12 en algunas ocasiones, y la ambulancia de traslado no urgente no viene a buscarle para llevarle a su domicilio. La situación se agrava si la persona vive en Artenara, Tejeda o La Aldea, los municipios más alejados de la isla, que sufren las consecuencias de un transporte sanitario no urgente “deficiente”, tal y como lo definen los trabajadores del mismo centro hospitalario. 


Es conocida la situación que se vive en las áreas de Urgencias de los hospitales canarios. Los pasillos se convierten cada día en un hervidero de gente que tiene que sortear camillas con pacientes; familiares que entran y salen para pedir explicaciones al personal sanitario y pacientes que a la patología que sufren tienen que sumarle la incomodidad de unos servicios desbordados. Pero esto no es todo. Hay unas personas, de las que nadie se acuerda, las que han recibido el alta y tienen que seguir viviendo la misma situación, no solo en Urgencias, también en la zona de hospitalización. “Lo que no puede ser es que un paciente esté 10 o 12 horas esperando, y que por ser de La Aldea o Tejeda tenga menos derecho que uno que viva en Arucas o en Teror”, defiende el colectivo Mueve el Negrín. 

La Plataforma Sanitaria asegura que desde que comenzaron a denunciar las irregularidades de la sanidad canaria “uno de los caballos de batallas que tenemos como lucha es el transporte sanitario”. “La empresa tiende a dejar para última hora a los pacientes que son de La Aldea, Artenara o Tejeda, porque claro, mientras van y vienen es una unidad que tienen sin poder hacer servicios”. 

Desde el Servicio de Urgencias Canario (SUC), responsable del transporte sanitario, aclaran que “en las últimas semanas se han registrado picos muy altos en la demanda de servicios puntuales del transporte sanitario no urgente”. Y explican que todo esto se suma a los traslados ya programados, “lo que ha generado retraso en las salidas de los centros hospitalarios al tener que emplear los mismos recursos”. Sin embargo, desde el colectivo afirman que esto “no son casos puntuales, son situaciones que se dan habitualmente”. 

El pasado mes de febrero ya se publicó en redes sociales la denuncia de una vecina de La Aldea de San Nicolás que contaba su caso. “He tenido a mi madre hospitalizada en Cuidados Paliativos del Hospital Doctor Negrín. El día que le dieron el alta, mandándola a su casa para atenderla allí el tiempo que le quedara de vida, se le pidió una ambulancia de traslado para las 12 del mediodía”, explica Bárbara Castellano, y añade, “tras seis horas de espera, llamamos el servicio de ambulancias para informarnos de por qué no habían venido a recogerla”. Castellano asegura que le dijeron que habían tenido un día “muy saturado y que el traslado no iba a ser hasta por la noche”. Además, le pidieron que tenía que comprender que “perder” más de dos horas de disponibilidad de una de las ambulancias por tener que ir a La Aldea era algo que “no se podían permitir”. 

Desde el colectivo aseguran que hasta el pasado domingo por la noche hubo gente que esperó más de ocho horas por una ambulancia. “Y muchos no esperan, directamente pagan una ambulancia privada que cuando vienen si miras el logo es de la misma empresa que tiene adjudicado el servicio del transporte no urgente, con lo cual toda queda en casa”, cuentan. 

Este martes se conoció otro caso de un paciente residente en La Aldea, con alzhéimer y 84 años, recibió el alta médica a las 3.30 de la madrugada y no fue hasta las 10.30 que vino a buscarlo una ambulancia para trasladarlo a su municipio. “La empresa lo hace así y además te lo dicen los mismos conductores, no se puede permitir tener dos horas y media la ambulancia fuera de Las Palmas”. “Lo que no puede ser es que a los pacientes que viven más lejos del hospital los dejes para último lugar o si no, les anulas las ambulancias que también nos ha pasado”, cuenta un portavoz del colectivo. 

A todo esto, hay que añadirle otra derivada. Los pacientes se quedan horas y horas esperando una ambulancia después de recibir el alta, mientras en Urgencias hay una persona enferma en una camilla esperando poder coger la cama que no puede ocupar porque la ambulancia no ha venido a recoger al que tiene el alta, señalan desde la plataforma. De igual forma, al paciente que está en esa área y que ha recibido el alta le aumenta el malestar al no tener una hora de llegada a su vivienda. “Es un círculo vicioso en el que el transporte sanitario no urgente es súper importante y sin embargo es híper deficiente”. 

Desde el SUC aseguran que “la prioridad de los servicios no programados está consensuada con los centros para intentar dar la mejor respuesta al conjunto del sistema”. E indican que “ante este aumento de demandas de Transporte Sanitario, el Gobierno ha aprobado un incremento económico que tendrá efectividad en la próxima concurrencia y que se traducirá en un mayor número de recursos”. 

En marzo la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias  aseguró que en abril sacaría a concurso la contratación de los servicios de transporte sanitario terrestre en la comunidad autónoma. Ya ha llegado el mes de mayo y las últimas noticias son que “se están ultimando las bases para el concurso”.


 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (12)