Madrid: Cierre de plantas, falta de climatización y escasez de personal

PÚBLICO: La ola de calor está dejando temperaturas extremas en la mayor parte de España, que en algunos casos superan los 40 grados. Esto ha provocado que 35 provincias estén en riesgo; entre ellas, Madrid, donde la Sanidad está notando las consecuencias de la falta de gestión por parte del Gobierno regional. 


Mientras Isabel Díaz Ayuso defiende, en medio de una crisis energética, que los negocios privados hagan el mismo consumo y mantengan las luces de los escaparates, desatiende a los hospitales públicos de la región en esta materia. Muchos de ellos piden mejoras en la climatización, que se mantengan las plantas abiertas y que se contrate más personal. No obstante, ocurre todo lo contrario.

Antonio, usuario del Hospital Universitario del Gregorio Marañón, cuenta a Público cómo su suegra, una paciente de alto riesgo que estaba ingresada en el centro, no ha podido dormir durante la noche de este jueves debido a la falta de climatización de la habitación en la que se encontraba. "Desde por la mañana, la temperatura de la habitación era altísima pese a que ni siquiera estaba orientada hacia el sol. La ventana estaba abierta y tuvimos que comprar un ventilador", lamenta.
 

Carmen Flores, responsable de Comisiones Obreras en el Gregorio Marañón, explica a este medio que esto se debe a la antigüedad de los sistemas de ventilación del recinto, lo que genera que "con este calor extremo, parezca que no haya aire acondicionado, especialmente en la quinta y en la sexta planta". "Ahí es horroroso", añade.

Flores denuncia que en la lavandería se han llegado a alcanzar los 50 grados

Una situación aún peor sufre el hospital psiquiátrico Dr. Rodríguez Lafora. En este centro "hay aire acondicionado nada más que en las plantas donde están los pacientes y en los despachos" mientras que en las zonas comunes, que es "donde están los trabajadores", no hay climatización. Esto, por tanto, afecta a espacios como los pasillos, los vestuarios o la lavandería. Flores denuncia que en la lavandería se han llegado a alcanzar los 50 grados y que los trabajadores han sufrido golpes de calor. Aun así, subraya, "no se está haciendo absolutamente nada".

Sustituir un problema por otro

Mientras, en el Hospital Universitario de Móstoles la situación es similar, pero hay que añadir que gran parte de sus instalaciones están cerradas. Carmen Alonso, enfermera y delegada de CCOO Sanidad Madrid en este centro, asegura que a principios de verano "hacía muchísimo calor en las habitaciones" hasta tal punto que los pacientes tenían que llevarse sus propios aparatos de aire.
 

Sin embargo, añade Alonso, este problema ya no se da porque "medio hospital está cerrado", por lo que los sistemas de refrigeración ahora sí llegan a las zonas que están abiertas. De esta forma, solucionan un problema, pero añaden otro. "La urgencia está masificada por falta de personal, cada mañana hay una media de treinta personas esperando camas, eso es inviable", denuncia.

La representante sindical remarca que este cierre se debe a la falta de personal, ya que muchos trabajadores y trabajadoras del sector "no quieren aceptar la situación de maltrato que nos da el Gobierno de la Comunidad de Madrid, con contratos de cinco, seis o 15 semanas, que es lo que se está ofreciendo". Alonso remarca que en otras regiones disponen de mejores condiciones: "Tienen 35 horas, ganan más dinero y la vida no es igual que en Madrid, que es más cara". 

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (31)